Mentes Hexagonadas

El Blog del Club: Artículos, Noticias, Reseñas, Sesiones de juego…

Lock’n Load: Band of Heroes (27-10-07)

ROAD TO FOUCARVILLE (Foucarville, Francia, 6 de Junio de 1944)
Dos pelotones de paracas de la 101 deben avanzar por un estrecho camino flanqueado de setos y sembrados, para tomar un pequeño pueblo defendido por un peloton aleman reforzado (y bien pertrechado de armas de apoyo -ametralladoras y morteros-).
Mientras un peloton de paracas avanzaba a paso ligero por el camino, el otro se deslizaba entre los cercados con la intencion de flanquear a los defensores.
Sin embargo, a pesar de una emboscada alemana en el camino y al constante fuego de ametralladora y morteros recibido, fue el primer peloton el que antes llego a los alrededores del pueblo, sin apenas sufrir bajas. Tras tomar posiciones en un bosquecillo que dominaba el acceso al pueblo, montaron su ametralladora pesada y empezaron a disparar a los morteros alemanes.
El segundo peloton, mientras tanto, estaba clavado tras un seto por el fuego de una escuadra alemana.
La partida se decidio en furioso asalto a la bayoneta contra las posiciones germanas, en la que perdieron casi 20 hombres, una ametralladora pesada y al oficial al mando. Tras semejante degollina, los defensores supervivientes se rindieron a los yankis.

 CONCLUSIONES
Yo tomé el mando de los yankis, mientras Jack y Oz se repartieron a los defensores.
Muy alegremente lance a mi primer peloton camino adelante y me comí de todo: emboscadas, fuego de ametralladora y de mortero… y sin embargo logré alcanzar el pueblo habiendo perdido solo 4 o 5 hombres, por otros tantos de los alemanes (la media escuadra que emboscó mi avance resutó escabechinada).
Sin embargo, el segundo pelotón, a pesar de avanzar con mas precauciones y bucando las coberturas quedó clavado y desmoralizado por el fuego de una sola escuadra germana.
El asalto final contra las posiciones alemanas a las afueras del pueblo resulto decisivo: mientras intercambiaban fuego con la ametralladora yanki, fueron flanqueados, tiroteados a corto alcance, desmoralizados y, a continuación, asaltados, con lo que no tuvieron ni la mas minima posibilidad de defenderse.
Yo debería haber usado botes de humo para cubrir mis avances y Jack debería haber emplazado su MG42 en un edificio en lugar de un bosquecillo, para tener más cobertura. Mientras, la escuadra de Oz estaba demasiado en el flanco, haciendo la guerra por su cuenta al 2º pelotón yanki, como para poder apoyar la defensa principal, como se demostró en el último turno.

THE BRIDGE AT CHEF DU PONT (Chef du Pont, Francia, 6 de Junio de 1944)
En esta partida, Jack y yo intercambiamos papeles: mientras Jack llevaba a los aguerridos yankis, Oz y yo nos hicimos cargo de los defensores alemanes.
En este escenario, 2 pelotones de paracas y 1 aerotrasportado, con abundantes armas de apoyo (morteros, ametralladoras y 1 cañón), tienen que tomar un puente tenazmente defendido por 3 pelotones de reservistas alemanes, equipados con varias ametralladoras.
Los primeros turnos del combate se limitaron a un fuerte intercambio de disparos entre ambas orillas del río sin muchos resultados, ya que ambos bandos estabamos bien parapetados.
Cuando por fin se decidieron a avanzar los yanquis, resultarón clavados una y otra vez en el puente por el fuego concentrado de las ametralladoras germanas. Finalmente, 2 escuadras lograron cruzar, pero fueron emboscadas en la salida del puente, dando inicio a una melé que resultaría muy sangrienta y duradera, ya que ambos bandos nos dedicamos a mandar más y más refuerzos a la degollina (aunque los yanquis perdieron cerca de una treintena de hombres mientras cruzaban el puente batido por las ametralladoreas alemanas). Finalmente, los alemanes vencieron en la escaramuza de la salida del puente, que se saldó con otra treintena de yankis escabechinados.
Con dos de sus tres pelotones fuera de combate, los americanos tuvieron que desistir en su ataque y retirarse a esperar refuerzos antes de volver a intentar tomar el puente de Chef.

CONCLUSIONES
La batalla se saldó con más de 60 bajas para los yankis contra 5 o 6 alemanas. La clave de la contundente victoria estuvo en un sólida defensa, basada en 4 nidos de ametralladoras y un pelotón emboscado justo en la salida del puente, mientras que los yankis se mostraron indecisos en su ataque, dispersando sus disparos, y cuando por fin se decidieron a avanzar, lo hicieron a pecho descubierto, con fuego de supresión insuficiente y sin usar humo para ocultar su ataque.
La melé fue larga, sangrienta y emocionante y aunque al final se resolvió por una simple tirada de dados, los alemanes tenían las de ganar, ya que los americanos solo podian mandar refuerzos con cuenta gotas y atravesando el infierno que era el puente.
De todas formas, creo que este escenario estaba un poco desequilibrado a favor de los alemanes, pero tendría que jugarlo con los yanquis antes de confirmarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 26 mayo, 2008 por en Lock'n Load, Wargames y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: